Inicio » PAS

OPE 2018, sin acuerdo sindical: La Administración impone su convocatoria de personal sin estabilidad

Enviado por en 2018-10-19 – 9:51 AMSin comentarios

STEILAS rechaza la propuesta y propone alternativas que garanticen la continuidad del personal afectado

La Administración ha decidido seguir adelante en solitario con su proyecto de OPE para 2018. Así nos lo ha comunicado en la reunión de hoy jueves, 18 de octubre. Como comentamos la semana pasada, ponen en el disparadero a 38 trabajadores y trabajadoras que no están bajo el “paraguas” del Acuerdo de Estabilidad y que pueden quedar en la calle. Una iniciativa sin precedentes que STEILAS no va a aceptar.

Ante el inmovilismo de la Administración, STEILAS ha puesto sobre la mesa una solución intermedia recogida de entre las propias afectadas y afectados y vista con buenos ojos por otras centrales sindicales (incluida UGT): la recolocación del personal de la UPV/EHU que no consiga la consolidación de un puesto. Una medida que, a falta de un Acuerdo de Estabilidad, da garantías de continuidad a quienes ven en juego su futuro. La respuesta de la Administración: no saben si podrán hacerlo y responderán el próximo 30 de octubre.

Al parecer, la recolocación de unas pocas personas es excesivamente cara para sus arcas, pero no la reciente pérdida de 160.000€ por hacer reclamaciones fuera de plazo, por ejemplo. Y decimos que no debe serlo porque a los responsables de esa pérdida para la UPV/EHU no les ha supuesto ninguna penalización. Está claro que aquí hay trabajadores y trabajadoras de primera y otras de segunda: a quienes se les expedienta por mucho menos y a quienes se les premia, a pesar de su reiterada incompetencia.

Deslealtad y falsas promesas

La actitud de la Administración ha roto la confianza necesaria en cualquier negociación para quienes hemos apostado inequívocamente por la estabilización del PAS y ha dado alas a quienes han aprovechado todo el proceso para pescar en río revuelto mediante la estrategia del miedo. Un nuevo caso de cómo los extremos se necesitan y se retroalimentan, aunque el resultado vaya en perjuicio de las y los trabajadores de la Universidad.

Hace dos años el equipo rectoral, en plena campaña electoral, ofrecía la “negociación con todos los agentes implicados de un nuevo acuerdo de estabilización adecuado a la situación actual”. También hablaba de “impulsar una carrera profesional basada en principios de mérito y capacidad” y hasta estaba dispuesto a firmar una OPE en base solo a méritos, a pesar de que se habían cansado de repetir que era ilegal y eran conscientes de que no se podía hacer…. Pero eran elecciones.

STEILAS muestra su rechazo frontal a esta propuesta de OPE. En su momento firmamos unos acuerdos que beneficiaban al colectivo temporal e interino, porque era garantista y, además, sentaba las bases de futuros procesos en condiciones muy beneficiosas para el personal laboral y funcionario. No solo para el personal estable, sino también para el resto: la gran mayoría en estos momentos.
Hay razones para pedir que la Administración no haga la convocatoria en estos términos. Por ejemplo, la Ley de Presupuestos de 2018 permite llevar a cabo una convocatoria de Oferta Pública de Empleo de consolidación de todas aquellas plazas que han sido cubiertas de manera continua durante los últimos 3 años; una idea que ya tiene en mente la Administración.
Por otro lado, hay que recordar que en Gobierno Vasco se ha puesto sobre la mesa una propuesta de “Ley de Empleo Público Vasco” que incluye una propuesta de consolidación de empleo; algo que podría influirnos en su momento y que podría ser mejor de lo que nos está ofertando la Administración.
Además, cómo no, de empezar a negociar el Acuerdo de Estabilidad, tal y como nos ofreció el equipo rectoral en su momento.
No puede ponerse en riesgo el futuro de personas que llevan años trabajando en la casa, sin haber tenido una posibilidad de lograr estabilizar su situación y ahora, tras un sinfín de años, corran el riesgo de quedar en la calle; no es bueno para nadie. También para la Administración que perdería un conocimiento imprescindible para la gestión de la Universidad. OPE sí, pero con garantías.
Seguiremos reclamando programas de consolidación de todo el PAS con garantías y oponiéndonos en todos los foros a procesos de OPE que no se basen en el espíritu de los acuerdos suscritos hasta ahora por STEILAS: estabilización sí, pero con garantías.

Etiquetas: